Usted está aquí: 

-

-

La Exposición del XXI Concurso Internacional de Fotografía sobre Vino, en Calahorra hasta el 23 de marzo

La Exposición del XXI Concurso Internacional de Fotografía sobre Vino, en Calahorra hasta el 23 de marzo

La muestra puede visitarse el Centro Fundación Caja Rioja-Bankia de 18 a 21 horas

04-03-2020

La exposición del XXI Concurso Internacional de Fotografía sobre el Vino ‘El Rioja y los 5 Sentidos’, convocado por la iniciativa de promoción enogastronómica del Gobierno de La Rioja ‘La Rioja Capital’, podrá visitarse hasta el día 23 de marzo, de 18.00 a 21.00 horas, en el Centro de Fundación Caja Rioja-Bankia en Calahorra.

Al certamen, que se incluía en la edición del año pasado del programa divulgativo de la cultura del vino ‘El Rioja y los 5 Sentidos’, se han presentado un total de 283 imágenes de 106 fotógrafos de España, México, Colombia, Italia, Portugal, Uruguay y Venezuela.

De los 106 participantes, 97 procedían de España, y 5 de México, mientras que de Colombia, Italia, Portugal, Uruguay y Venezuela se ha presentado un participante. En cuanto a la participación española, la mayor parte de los autores procedían de La Rioja (43), País Vasco (13), Castilla-La Mancha (7), Andalucía (6), Madrid (5), Cataluña (5), Murcia (3), Castilla y León (3), Navarra (3), Canarias (2), Aragón (2), Comunidad Valenciana (2), Baleares (1), Extremadura (1) y Galicia (1).

El primer premio del concurso recayó en la obra Agropastoralismo en la Viña, de Francisco Javier Domínguez García, de Jerez de la Frontera (Cádiz), dotado con 1.600 euros. El segundo premio, de 900 euros, fue para la obra Azul y Blanco, de José Ramón Luna de la Ossa, de Tarancón (Cuenca); mientras que el tercero, de 500 euros, lo obtuvo Vladimiro García Villaverde, de Hondarribia (Guipúzcoa), por su obra Embrión.

Además, el jurado decidió entregar dos accésit, de 200 euros cada uno, a la obra La Sonsierra 1, del logroñés Justo Rodríguez Miguel, y a la obra El gran Ceporro, de José Reyes Belzunce de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), por diferenciarse del resto de fotografías presentadas.

El concurso estaba abierto a aficionados y profesionales, de cualquier nacionalidad y sin límite de edad, con obras relacionadas obligatoriamente y de forma sustancial con el mundo del vino, en cualquiera de sus aspectos: vendimia, elaboración, bodegas, personajes, bodegones, consumo, historia, paisaje, etcétera. Cada autor podía presentar un máximo de tres fotografías, con técnica libre.