Usted está aquí: 

-

-

Cómo disfrutar de la Ciruela de Nalda y Quel en cada estación

Cómo disfrutar de la Ciruela de Nalda y Quel en cada estación

Está llegando a su punto óptimo de maduración y pronto podremos probar su intenso y dulce sabor. Pero la Ciruela de Nalda y Quel es un fruto que se hace querer todo el año en distintos formatos

26-07-2021

Pequeña, muy verde y de una gran dulzura. Así es la Ciruela de Nalda y Quel que se cultiva en los valles del Iregua y el Cidacos, en fértiles tierras que le proporcionan excepcionales cualidades. Allí, en los ciruelos, está terminando de madurar esta fruta de la variedad Claudia Reina Verde, que se convierte cada año en uno de los mejores productos de nuestros veranos. Pero nos acompaña también durante todo el año, en distintos formatos.

- Primavera: el estallido blanco de los ciruelos en flor. En esta ocasión será con la vista con la que disfrutaremos del espectáculo que nos ofrecen los ciruelos. Con sus flores en ebullición, la Ciruela de Nalda y Quel llena de color blanco, con toques rosados, los paisajes de arbolado en los dos valles. Comienza el ciclo, el fruto asomará pronto y empezará a crecer.

- Verano: llega la Ciruela de Nalda y Quel. Coincidiendo con el mes de agosto, las ciruelas de la variedad Claudia Reina Verde, las más dulces, ya han terminado su maduración. Es tiempo de recogida en las pequeñas explotaciones de estas tierras donde las familias se reúnen para esta minuciosa y artesanal labor. Hay que recogerlas con cuidado, para que no se deterioren, y hacerlo cuando estén firmes y cubiertas de un ligero polvo mate. Son los indicativos de que están en su punto óptimo. Así, con este mimo, llegan al mercado con su mejor textura, su piel de un intenso color verde y su característico dulzor.

- Otoño: tiempo de ciruelas pasas. Las ciruelas que no se comercializan en fresco, especialmente las que están demasiado maduras, se destinan a elaborar las apreciadas ciruelas pasas. Y también en esta ocasión con métodos tradicionales, secándolas al sol y con paciencia. Las ciruelas, aún en verano, se extienden al sol en cañizos tendidos en el suelo. Después de unos días bajo el calor estival, son recogidas y extendidas de nuevo en los cañizos, esta vez apilados, con espacio suficiente entre ellos para que respire la fruta, y bajo techo, siempre en lugares bien ventilados. La ciruela pasa comienza a comercializarse en octubre, pero su momento estrella es entrado diciembre, coincidiendo con la campaña de Navidad.

- Invierno: compotas, licores y chocoruelas. Cuando llega el frío más intenso, junto a las ciruelas pasas, el protagonismo lo cobran los productos artesanales que se elaboran con la Ciruela de Nalda y Quel, como mermeladas, compotas, el tradicional licor que llega desde Nalda y las famosas chocoruelas, que tienen como principales ingredientes las ciruelas pasas y chocolate amargo.

Y para una ocasión especial, en cualquier momento del año, y para descubrir las grandes posibilidades de la Ciruela de Nalda y Quel, aquí te dejamos algunas recetas, como la 'Mousse de Ciruela Reina Claudia' o un riquísimo 'Magret de pato a la sartén con pak choi y Ciruela de Nalda y Quel'.