Usted está aquí: 

-

-

La Grajera investiga cinco variedades desconocidas de La Rioja

La Grajera investiga cinco variedades desconocidas de La Rioja

El descubrimiento de nuevas variedades es el resultado de las prospecciones que realiza Agricultura para preservar el material vegetal de olivo desde 2015

 

07-08-2017

El cultivo del olivo en La Rioja está centrado en las variedades autóctonas redondilla, royuela y machona así como en las foráneas arbequina y empeltre. Sin embargo, en los campos riojanos, se puede encontrar una gran diversidad de ejemplares minoritarios. Desde 2015, la Consejería de Agricultura realiza trabajos de prospección y recogida de material con el fin de preservar la riqueza genética de la comunidad en el Banco de Germoplasma de La Grajera.

En los últimos dos años, se han incorporado al Banco de Germoplasma cinco nuevas variedades minoritarias y desconocidas hasta la fecha, además de otros ejemplares que por ahora no han resultado coincidentes con ningún cultivar. Las cinco variedades tan solo son conocidas en la zona o pueblos en las que se cultivan, aunque en tiempos pasados han estado más extendidas. Con los años, han sido sustituidas por otros cultivos y variedades más rentables.

Para estudiar y conservar la diversidad genética, Agricultura puso en marcha una primera fase de recogida de material vegetal entre 2004 y 2007. Trabajo que se retomó en 2015 y continúa a día de hoy. El proyecto se ha visto favorecido gracias al avance de las técnicas de análisis genético mediante las que se puede determinar de forma precisa si una muestra se corresponde o no con una variedad conocida.

El proceso comienza con la localización de ejemplares. En colaboración con los profesionales del sector, técnicos de La Grajera identifican olivos de interés porque se trata de variedades desconocidas o porque son árboles especialmente productivos. La caracterización genética se determina con los análisis de hueso y hoja. Los resultados se contrastan con una base de datos de más de 600 variedades y con el Banco de Germoplasma de La Grajera. En caso de que no haya coincidencia, se determina si son variedades minoritarias. Finalmente, se establece qué árboles interesa conservar.

Durante 2015 y 2016, los técnicos de La Grajera han colaborado con 28 agricultores. Los profesionales han facilitado el análisis de 107 ejemplares, de los cuales cinco pertenecen a variedades no catalogadas ni identificadas hasta la fecha. La denominación que se le da a estos ejemplares varía en función del municipio en el que se encuentran. Hablamos de términos como picudillo, picalaceña, racimuda, coloradillo, aceitunero, cordobés o sevillana.

Las cinco variedades se encuentran en fase de multiplicación. Cuando se complete su desarrollo, se llevarán al Banco de Germoplasma de La Grajera. Un proceso que también se llevará a cabo en 2017. Agricultura vuelve a pedir la colaboración de los agricultores para seguir buscando material vegetal de olivo que no esté catalogado y preservar así la riqueza genética de la región. Se solicita que aquellos agricultores que conozcan ejemplares especiales se pongan en contacto con los técnicos de La Grajera en el teléfono 941 291 100 (ext. 33366) o en la dirección de correo electrónico: jgrubio@larioja.org.

Agosto 2017

Lun

Mar

Mie

Jue

Vie

Sáb

Dom

1

2

3

4

6

7

8

9

10

11

13

14

15

16

17

18

20

21

22

23

24

25

27

28

29

30

31